Pendientes para novia con diamantes

Perlas, oro blanco y diamantes: lujo para tu boda y por siempre
Perlas, oro blanco y diamantes: lujo para tu boda y por siempre

La boda es uno de los días más significativos en la vida de una mujer y es por ese motivo que muchas novias encuentran que los pendientes ideales para lucir en tan importante día no pueden ser otros que una joya. Una joya es atemporal: su brillo y su belleza inalterable perdurarán por siempre. Es por eso que, las joyas suelen estar presentes en los momentos más especiales de nuestras vidas.Los pendientes que uses el día de tu boda, deben ser tuyos y solo tuyos, así los podrás lucir siempre que desees, en otras celebraciones, en otras fiestas, en otras situaciones señaladas. El vestido, las flores, la músicael banquete podrán ser  hermosos, pero hay que reconocer que son efímeros. Sin embargo, las joyas, seguirán estando ahí. Los pendientes que lucirás en tu boda, pueden brillar veinticinco años después en la celebración de tus bodas de plata y estarás tan espléndida y elegante como aquel día tan soñado.

Las joyas de la novia desafiarán el paso del tiempo trasmitiendo a quien las lleve sentimientos y recuerdos inolvidables. Las joyas pasan por amor de generación en generación, son para toda la vida y para todas las vidas.

Dicen los expertos en joyería que los pendientes de novia deben incluir diamantes y que a la hora de elegir el tuyo te inclines por los de de oro blanco con diamantes y perlas.

En el mundo de la gemología, el diamante ocupa el primer lugar por ser el cuerpo de mayor dureza en la naturaleza y por la pureza de su composición (carbono puro),  y de entre todas las piedras preciosas, dicha gema, es la prominente por la belleza de su brillo. No es de extrañar, por tanto, que se le asocie con significados mágicos tan excepcionales.  El diamante simboliza la pureza, la resistencia, la perfección y el amor eterno. No hay material en la naturaleza que refleje con tanta precisión las ilusiones de la novia el día de su boda.

Los diamantes deben ir engastados en oro ya que es un metal apreciado desde tiempos remotos por su belleza, por su resistencia a la corrosión, por su maleabilidad y por su escasez o rareza.  Todos estos factores han contribuido a que el oro se haya considerado desde los albores de la vida social como símbolo de prosperidad, abundancia y riqueza. Los diamantes engastados en este noble metal crean la joya ideal para la novia.

El oro es un metal blando por eso los orfebres lo alean con otros metales con el fin de proporcionarle dureza, siempre respetando los 18 kilates de pureza (el 75% de oro puro). Sometiendo el oro a una aleación con paladio y plata, los artesanos joyeros fabrican el oro blanco. El oro blanco realza el brillo, el color y el tamaño de los diamantes, juntos crean una joya preciosa,  rica en solemnidad, esplendor y elegancia. Por este motivo,  los pendientes de la novia son independientes al tono del vestido, los diamantes con oro blanco combinan con todo, da igual que el traje sea en color cava, tostado, bronce, blanco o blanco roto.

Unos pendientes de oro y diamantes son una joya eterna, pero si queremos engalanarlos más, conservando su elegancia, los acompañaremos con perlas. Este tipo de pendientes son ideales para novias de perfil más clásico. Las perlas aportan al rostro una luminosidad  mágica, son una de las gemas más bonitas que la mujer puede llevar, sinónimas de serenidad, distinción y pureza por su color nacarado. La perla, por ser una gema orgánica de extraordinaria belleza y convierte en digna de acompañar a una mujer el día de su boda. Quien afirme que esta piedra preciosa puede dar mala suerte posee un claro déficit cultural.

Delicados pendientes en oro blanco en blucle con perlas australianas creación de Jesús García
Delicados pendientes en oro blanco en blucle con perlas australianas creación de Jesús García
Otros hermosos pendientes también en diamantes, oro blanco y perlas de cultivo
Otros hermosos pendientes también en diamantes, oro blanco y perlas de cultivo

Los diamantes cumplirán en todo momento la función de enriquecer y aportar distinción a la belleza de la novia.

Aros princesa cortos, en oro blanco y diamantes: clásicos, atemporales y elegantes
Aros princesa cortos, en oro blanco y diamantes: clásicos, atemporales y elegantes
Un lujoso "capricho": pendientes largos recreando flores y mariposas con el sello de Christian Dior
Un lujoso "capricho": pendientes largos recreando flores y mariposas con el sello de Christian Dior

Los pendientes de la novia son el complemento más importante de toda su indumentaria ya que se encuentran junto a su rostro, reforzarán su luz, su expresividad y su hermosura, por eso y por su infinitud, deben ser una joya.

Escribir un comentario