Cómo hacer una boda vintage inspirada en los años 20

Preciosos trajes de novia de la década de los 20s
Preciosos trajes de novia de la década de los 20s

¿Cómo podría ser una boda inspirada en el romanticismo clásico y traído a la época moderna? Retomar y repasar un poco el clásico romanticismo se puede observar la presencia de ambientes algo “recargados” con numerosos accesorios florales. Ambientes como los encontrados en la obra y película El Gran Gatsby. Es asombroso todo el lujo que allí se podía apreciar. Es el romanticismo que se destacó en la década de los años 20.

Bocetos trajes de novia años 20s
Bocetos trajes de novia años 20s

Trayendo estas cualidades a la perspectiva moderna de pleno S. XXI se puede hablar de una atmosfera impregnada de mucho lujo, acompañado con la presencia de muchos cristales que hoy por hoy esto se puede suplir con el empleo de numerosas lámparas de techo o de pared elaboradas con cristales.

El estilo característico del Gran Gatsby
El estilo característico del Gran Gatsby

Son cristales que llevándolos un poco más hacia lo que es la novia actual, esto quiere simplificar con el empleo de accesorios como son joyas elaboradas en cristales muy suntuosos o el empleo de perlas. Salones impregnados con abundantes arreglos florales.  Es el manejo de una paleta con colores pasteles pero recargados. Es necesario hacerse a numerosos elementos  antiguos decorativos, que estén relacionados con la época que se desea recrear y que permitan evocar la nostalgia y el dulce aroma del pasado.

Escribir un comentario

  • 0
    0

    Fue una época interesante, pero creo que podría aplicar para aquellas personas que su sueño no ha sido lucir un traje de novia tradicional, ya que tal como las imágenes lo muestran son atuendos propios de la época de los años 20, muy lindo por cierto, pero tendría que dejar de lado el sueño de ponerme un vestido de novia tradicionalmente se conocen.

    Responder Escribir un comentario

    35819
    • Bueno, si te interesa lucir un traje de los años 20 y tampoco deseas perder la ilusión de lucir el traje largo tradicional que toda la vida han deseado las novias, la solución estaría contar con dos trajes para el día. Uno el tradicional, aquel que se lleva a la iglesia y otro para cambiarse más adelante estar mucho más confortable.

      Saludos

      María C. Andrade F
      Redacción
      Zankyou Colombia