¿Cómo elegir el escote para el vestido de novia?

Pídele también la opinión a tus amigas Foto: beautiful-bridal.blogspot.com

Todas quieren verse radiantes y lindas el día del matrimonio, pero no todos los vestidos de novia nos pueden quedar bien. Qué diseño nos queda mejor. Cómo elegir el escote de acuerdo a nuestra contextura. Dos simples preguntas y tendremos una noción de cuál está hecho para nosotras. Las respuestas, Zankyou, el portal de bodas más visitado de Europa, te las da.

Escotes y cuellos según tu contextura

Escote de novia barco

Escote barco: Beneficia a las que tienen un busto prominente. Su corte forma una línea recta que va de hombro a hombro, cerca del cuello, y es igual por la parte de adelante y de atrás. Elegante y discreto.

Escote de novia redondo

Escote redondo: Favorece a la mayoría de las novias. Sencillo, juvenil y fácil de combinar con vestidos de distintos cortes. Con o sin mangas.

Escote de novia ojal o palabra de honor

Escote de ojal o palabra de honor: Para todo tipo de figura, pero recomendado especialmente para las que son de busto grande y cuello corto. Está entre los más usados. Es sencillo, discreto y adaptable a todo tipo de vestido.

Escote de novia cuadrado o francés

Escote cuadrado o francés: Ideal para las más rellenitas, de poca cintura y caderas anchas. No importa cuáles sean tus medidas anatómicas superiores. El corte cuadrado o rectangular, como queda ajustado al busto, lo resaltará si es pequeño. Combina bien con vestidos imperio.

Escote de novia halter

Escote o cuello Halther: Si tienes un cuerpo bien proporcionado, te conviene absolutamente, pues define estupendamente las figuras voluptuosas. Tal como un bikini “triángulo”, se abrocha  en la parte posterior del cuello, quedando la espalda, los hombros y los brazos al descubierto. Es muy sexy y logra disimular un busto demasiado grande. Se sugiere que quien lo use, lleve el cabello recogido y tenga una piel bien cuidada.

Escote de novia asimétrico

Escote asimétrico: Especial para quienes tienen la espalda más ancha. Moderno y sexy, el corte deja sólo un hombro a la vista, favoreciendo igualmente todo tipo de contexturas.

Escote de novia de hombros caidos

Escote de hombros caídos: Advertencia, es considerado un corte incómodo porque impide que los brazos puedan ser movidos con libertad. Igualmente, se recomienda a las que son de cuello corto, caderas anchas y poco busto. El escote cae sobre los hombros y deja descubierta parte de la espalda y cuello. De igual modo es muy elegante.

Escote de novia en pico o en V

Escote en pico o corte en “V”: Para las que tienen el cuello ancho y son de busto grande. Deja al descubierto parte de los hombros y como su nombre lo indica, tiene la forma de una “V”.

Escote de novia ilusión, cuello alto o de cisne

Escote ilusión (cuello alto o de cisne): Si eres de rostro afilado, hombros estrechos y de cuello alto y delgado, es un escote que debes usar definitivamente. Este modelo, formal y discreto, y especial para los días más fríos, no necesita que te cuelgues algún collar o joya que estropeé visualmente la elegancia de su estilo que siempre está confeccionado con tul, organiza o encaje -desde el cuello hasta un poco más abajo-. Recuerda recogerte el cabello si decides usarlo.

Escote de novia strapless o corazón

Escote Strapless: Famoso y muy típico, siempre lo usa la gran mayoría, sea la estación de año que sea. No obstante, se sugiere generalmente a las mujeres con hombros finos. Este escote, deja los hombros a la vista y puede terminar en pico, con forma de corazón, ser recto o redondo. Pero, ojo, si es de corazón, está indicado exclusivamente para novias de cuello largo. Ni lo pienses si eres de baja estatura, y menos, si no eres delgada. Es propio de un estilo romántico y tradicional, por su forma.

Y para finalizar, te dejamos los siguientes consejos:

Hora del matrimonio y estilo de la fiesta. De día se usan bastante los diseños sin tantos detalles. Algo más casual y sencillo viene bien.

Ropa interior y zapatos. Cuando vayas a elegir el vestido, para probártelo, lleva la ropa interior adecuada, de preferencia, que sean los mismos modelos (estilo, talla, etc.) que usarás el día de la boda. Los zapatos no tienen que ser necesariamente los que usarás, pues quizás los compres al final de todas las cosas. Como sea, lo importante es que tengan la misma altura.

Las pruebas. Dos o tres pruebas estarán bien. Eso sí, que sean cercanas a la fecha del matrimonio, para que no te quede suelto o apretado en caso de que sufras cambios de peso a causa de la ansiedad o el nerviosismo.

Planifica con antelación la compra. Para que lo hagas con tranquilidad, puedes empezar a armarte las ideas de cómo puede ser el vestido, revisando revistas de novias, un año antes, para que no te estreses. Ya para comenzar a recorrer las tiendas o visitar a algún diseñador, trata de hacerlo con 8 meses de anticipación, para que tengas tiempo suficiente de revisar los detalles que definas.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (3)

Ana Belén
agosto 5, 2011

el vestido de novia de escote ilusión me ha parecido precioso!

Responder
Verónica
agosto 5, 2011

Muy útil este reportaje, justo a tiempo para elegir el escote de mi vestido!!!!

Responder
Carmen25
agosto 5, 2011

Muy Útil Este reportaje, Justo a tiempo párrafo Elegir El escote de mi vestido!!

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información